banner_incontinencia.jpg


Ejercicios de Kegel que cambiarán tu vida

Ejercicios de Kegel que cambiarán tu vida

Ejercicios de Kegel que cambiarán tu vida

Seguramente cada vez que vas al gimnasio no haces exactamente lo mismo ¿verdad? Entonces, ¿por qué harías los mismos ejercicios de Kegel cada vez?

Lo cierto es que la variedad es tan importante como la continuidad. En lugar de hacer el mismo ejercicio y la misma rutina, mezcla y prueba nuevos patrones de contracción y liberación y agrega ejercicios que funcionen en varios grupos musculares, lo que te ayudará a mantener las cosas ahí abajo, también.

El golpe rápido
Prácticamente, tal y como suena: un Kegel clásico, hecho tan rápido como puedas. Este movimiento requiere de contracciones musculares rápidas que trabajan las fibras asociadas con el control de la excitación y la micción. Haz varias repeticiones rápidamente y sin relajarte por completo entre cada uno de ellos para que realmente sientas como entras en calor, ¡por el ejercicio, malpensadas!

One-two-punch
Aprieta el músculo pubocoxígeo (PC) tan fuerte como puedas, mantenlo así, y luego relájate por completo. Si te ayuda, combina el ejercicio con una inhalación profunda y al momento de relajarte exhala. Recuerda, se supone que un músculo se contrae y relaja. Por ende no es tan valioso concentrarte únicamente en apretarlo. Al final lo que quieres no es un músculo fuerte per se, sino uno flexible.

 Prueba de resistencia
Ya sea que estés lidiando con un problema serio como un prolapso o simplemente quieres prepararte para lo que parece ser una noche intensa, los expertos aseguran que apretar, levantar la pelvis y aguantar durante un tiempo es tu mejor opción para desarrollar mayor resistencia.

 

Comentarios


No hay comentarios en este artículo

DÉJANOS UN COMENTARIO