banner_incontinencia.jpg


¿Qué significa el sexo?

¿Qué significa el sexo?

¿Qué significa el sexo?

El ser humano tiene una conexión muy estrecha entre el área emocional y su sexualidad. Este vínculo es muy profundo y no puede ser desligado con facilidad, lo cual quiere decir que las relaciones sexuales siempre influenciarán emocionalmente a una persona, ya sea de manera positiva o negativa.

Cuando hablamos de emociones es necesario hacer diferencia entre la forma en que estas son percibidas por los hombres y las mujeres, pues ambos sienten e interpretan de manera diferente las cosas. Con respecto a esto se dice que las mujeres son más emocionales y más sensibles que los hombres, pero esto no es así, tan solo hay diferencias. Desde este punto de vista analizaremos cada género y como somos influenciados positiva o negativamente por la sexualidad.

 Las mujeres buscamos dos cosas en una pareja, por un parte sienten la necesidad de ser protegidas y por otro lado requieren sentirse únicas. Estos dos grandes requerimientos le hacen tener una conducta específica que puede influenciar sus gustos y deseos. Por ejemplo a una mujer puede llamarle la atención un hombre de aspecto fuerte por la sensación de seguridad que este le brinda.

En ese sentido las mujeres realizamos un minucioso análisis de un hombre para ver si realmente les da esa sensación de seguridad y protección que necesitan y de manera involuntaria revisan aspectos como la fuerza física, su salud, temperamento, estabilidad emocional y económica, destrezas en diferentes áreas y otras más.
 
La necesidad de ser únicas y ocupar un lugar importante, influye su manera de ser y de mostrarse a los demás. Para nosotras es de vital importancia llamar la atención de algún modo y que las personas que la rodean noten que ella está ahí. 
 
Los hombres tienen varios requerimientos emocionales que influyen su manera de pensar y de actuar. Uno de ellos es el impulso de competencia o el deseo de triunfar sobre otras personas. Lo anterior se manifiesta no solo en el aspecto sexual sino en la mayoría de sus actividades, donde le es necesario destacarse por encima de otros. Un ejemplo de esto puede verse en el deporte, en los juegos, en los negocios, en el trabajo y demás situaciones de competencia.
 
Otra emoción relevante en la vida de un hombre es el deseo de proteger. Esta necesidad influye su gusto hacia las mujeres, pues los lleva a desear que su pareja sea frágil, delicada y dócil, pues de esta manera se sienten protectores. El gusto hacia las mujeres también está influenciado inconscientemente por la necesidad de reproducción, es decir que sin darse cuenta se interesan por mujeres que muestren rasgos de fertilidad, como son el abdomen plano, un vientre simétrico, los senos bien definidos ya sean grandes o pequeños y otras características que asocian involuntariamente con la reproducción.
 
Un hombre también necesita sentir que dirige y que tiene autoridad, por esta razón la gran mayoría asumen un papel dominante con su pareja. Esta necesidad también los conlleva a un fuerte deseo de ser dueños de muchas cosas, entre las cuales se incluye a su pareja.
 
 

Comentarios


No hay comentarios en este artículo

DÉJANOS UN COMENTARIO