banner_incontinencia.jpg


A partir de los 40, la edad perfecta para explorar tu sexualidad

A partir de los 40, la edad perfecta para explorar tu sexualidad

A partir de los 40, la edad perfecta para explorar tu sexualidad

Romper con los moldes que tenía la sociedad para las mujeres que llegaban a los 40, fue el primer paso para que veas este número como lo que es, sólo un número.

Una mujer de más de 40 sabe perfectamente que el cumplir la "temida" década número cuatro es sólo otra forma de volver a empezar. Claro que esto no lo hemos logrado solas, los avances médicos han aumentado la expectativa de vida y los innovadores métodos de belleza que hoy en día conocemos siempre serán bien recibidos.

Por eso te invitamos a ser una mujer que ve esta etapa como el momento perfecto para concretar fantasías pendientes y explorar al máximo su sexualidad.

La mente es un arma muy poderosa y cuando se trata del deseo sexual cualquier fantasía es buen pretexto para probar algo diferente con tu pareja. Una fantasía sexual la podemos definir como una imagen mental que podemos crear respecto a una persona, objeto o situación que nos puede llegar a provocar excitación.

Lo divertido de las fantasías es que pueden abarcar diferentes temas, locaciones, posiciones, etc. los límites tu los pones y es una de las mejores técnicas para avivar la pasión en una relación. Con ellas puedes mantener la sensualidad cuando tu pareja está lejos, provocar nuevos encuentros y hasta para sentirte "acompañada" en esas noches de soledad.

Fantasías con las pareja van desde hacer el amor en público hasta tener sexo salvaje usando un sin número de juguetes sexuales, estas son de las más populares porque la posibilidad de que se vuelvan realidad es más grande.

Es importante que no importa cual sea tu fantasía, estés muy consciente de que ahora es el momento de disfrutar tu intimidad. Adopta ese deseo y sé más abierta para disfrutar. El sentirte sexy y verte segura de ti misma te ayudará a ver con más claridad lo que quieres y, créenos, lo gozarás más.

Darte más permisos, tener prioridades diferentes a las que tenías hace 20 años te ayudará a fortalecer esa confianza que has trabajado todos estos años. Piensa en el sexo como esa distracción en donde podrás experimentar todo eso que antes se te antojaba pero no podías o no te atrevías a hacer.

Puede ser que siempre has soñado con tener sexo romántico, lleno de detalles con un hombre guapísimo en uno de los mejores hoteles del mundo como en las películas de Hollywood, o tus fantasías son más extremas, con un deseo de sexo duro, fuerte y apasionado.

Todo lo que se te ocurra es válido, lo mejor de esta época es que al tener resueltas muchas incógnitas de la vida, como los hijos que ya crecieron o el trabajo, una ya debería estar más que dispuesta a explorar nuevas formas de sexualidad. Ya estamos mejor informadas sobre lo que pasa con nuestro cuerpo.

El punto más importante de todo esto es algo que sabemos desde siempre: la seguridad es clave para poder llegar más allá con nuestra pareja. El mirarte al espejo y decir "que bien me veo" es tomar un paso adelante en este nuevo camino que empezamos con la edad, no lo dudes más y date la oportunidad de gustarte y amarte cada día más.

Comentarios


No hay comentarios en este artículo

DÉJANOS UN COMENTARIO