Infertilidad: cuáles son las principales causas

Salud

La infertilidad se define como la incapacidad de lograr un embarazo, sin el uso de un método anticonceptivo después de un año de vida sexual activa; también, incluye la incapacidad de llevar a buen término un embarazo, que culmine con el nacimiento de un bebé vivo. 

Aun cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica a la infertilidad como una enfermedad, en México alrededor del 90 por ciento de los especialistas y las clínicas de reproducción pertenecen al sector privado de salud, ya que los seguros de gastos médicos no la cubren y el sector salud público sólo en su primer nivel. 

La infertilidad representa uno de los problemas más difíciles de sortear para una pareja o persona. Por lo general, las parejas esperan poder ser padres y formar así una familia. La sociedad y la familia tienen esas mismas expectativas y suelen ofrecer diversas soluciones, tratamientos que sólo aumentan el estrés y la ansiedad de la pareja. 

¿Cuáles son las causas?

Existen muchas causas posibles de infertilidad, tanto en hombres como en mujeres. Se sabe que un 40% de los problemas de infertilidad recaen en el hombre, otro 40% en la mujer y el 20% restante en ambos miembros de la pareja, razón por la cual es necesario que ambos sean evaluados por un médico y se pueda determinar el tratamiento a seguir.

Algunas de las razones comunes de infertilidad en mujeres son:

  • Clamidia o gonorrea no tratadas.
  • Problemas ovulatorios u hormonales.
  • Trompas de Falopio bloqueadas.
  • Óvulos de mala calidad.
  • El útero es inadecuado para que un óvulo fecundado se implante.
  • Endometriosis, pólipos o fibromas uterinos.

Algunas de las razones más comunes de infertilidad en hombres son:

  • Clamidia o gonorrea no tratadas.
  • Bajo o nulo recuento de espermatozoides.
  • Deficiente movilidad de los espermatozoides.
  • Malformaciones en los espermatozoides.
  • Obstrucción de los conductos espermáticos.
  • Problemas hormonales o estructurales.

El tratamiento para la infertilidad dependerá de varios factores como la edad de la pareja, las causas y el tiempo que tienen intentando tener un hijo, etc. La pareja, junto con el médico, buscarán la mejor opción de tratamiento que puede incluir medicamentos, cirugía, inseminación artificial, tecnología de reproducción asistida o una combinación de éstas.