Las 5 fases del duelo

Salud

Todas hemos experimentado de alguna manera un duelo, ya sea al terminar con una pareja, dejar un trabajo, la escuela, al partir de nuestro lugar de origen o con la muerte o partida de alguien muy querido para nosotras. Y es justo esta última experiencia la que suele ser la más fuerte.

Pero… ¿qué es el duelo?

“Se da cuando acontece la muerte de un ser querido… La respuesta natural ante este tipo de pérdida y otras igual de significativas es lo que conocemos como duelo.

“El duelo es un proceso en el que intervienen diferentes estados emocionales por los que puede pasar cualquier persona para llegar a un equilibrio emocional”, señala el Instituto Mexicano del Seguro Social. 

De acuerdo a la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross (1926-2004), el duelo tiene 5 etapas: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Te compartimos qué características tiene cada una. 

Negación

Esta primera etapa, en algunas ocasiones acompañada por un estado de shock, se caracteriza por negar estrictamente la pérdida o incluso restarle importancia, pues es una forma de atenunar o aminorar la partida de un ser querido, es decir, aplazar el dolor. Una fase que no debe prolongarse, pues choca en algún momento con la realidad.

Ira

Posterior a la negación, aparece la ira: fase que se distingue por sentimientos de rabia, enojo, resentimiento y frustración, pues la situación se presenta como definitiva. En muchas ocasiones se presenta la búsqueda de responsables y la rabia se puede proyectar hacia el entorno, personas o incluso uno mismo. 

Negociación

Una etapa en donde las personas tienen la esperanza de que nada cambie. También, se caracteriza por el hecho de imaginar o preguntarse: ¿qué habría pasado si?, o ¿qué tal si hubiera hecho esto…?

Depresión

Tras asumir la realidad de forma definitiva, se genera tristeza, una profunda sensación de vacío, acompañada de otros síntomas, como falta de motivación y soledad. Esta etapa de depresión se asume como un conjunto de emociones de pena y desconsuelo, no como un trastorno mental.  

Aceptación

En esta etapa, llega la calma, se aprende a convivir con el dolor, pues se comprende que la muerte es parte de la vida. Tras aprender a lidiar con el dolor emocional con el paso del tiempo, el estado de ánimo mejora, pues las personas vuelven a experimentar alegría, felicidad.

Si bien el duelo se puede presentar de distintas maneras en cada persona, y no necesariamente en el orden que te presentamos, siempre es recomendable platicar con alguien, acudir con un especialista, quien te podrá guiar durante esta complicada etapa… Recuerda, ¡no estás sola!