Menopausia y Climaterio

Salud

La palabra menopausia significa cese de la menstruación y es cuando la mujer ha dejado de menstruar durante un año. Esto suele ocurrir entre los 45 y los 55 años de edad. La menopausia sucede cuando los ovarios reducen la producción de estrógeno y progesterona, dos hormonas que rigen la capacidad reproductiva.

El climaterio es la etapa que se caracteriza por los cambios que experimenta la mujer antes, durante y después de la menopausia, y que marcan el fin de su fertilidad. Los síntomas varían de una mujer a otra, algunos pueden ser transitorios y otros permanentes.

Cada mujer es diferente y por lo tanto sus tiempos serán distintos; una vez que ha pasado un año sin que se presente la menstruación, se puede decir que una mujer está en la menopausia definitiva, y a partir de la última menstruación pueden pasar alrededor de 5 años para que algunos de los síntomas desaparezcan, pero otros serán permanentes.

En la perimenopausia, que es la transición a la menopausia, una mujer generalmente comenzará a tener menstruaciones irregulares, que pueden ser más abundantes o escasas que antes. Esto puede ir acompañado de otros síntomas como bochornos, dificultad para conciliar el sueño o insomnio. En algunas mujeres también se puede manifestar cambios vaginales como resequedad y pérdida de flexibilidad, dificultad para la concentración o la memoria y descenso del impulso sexual. Emocionalmente una mujer puede presentar síntomas como irritabilidad, cambios de humor, ansiedad o tristeza, que aunados a la idea errónea de que la menopausia es el fin de la juventud y el inicio de la vejez, pueden ir acompañados por sentimientos de baja autoestima y depresión.

La ausencia de la menstruación puede ser el síntoma más deseable de la menopausia, sin embargo, otros signos como el insomnio, la resequedad vaginal o los bochornos pueden ser para algunas mujeres muy incómodos y desagradables. Lo más importante es transitar a esta nueva etapa acompañada por el ginecólogo de confianza, con quien podrá decidir si tomar algún medicamento para paliar los síntomas más incómodos, y quien le podrá solicitar estudios para evaluar su estado general y conservar su salud.

La menopausia también puede provocar problemas emocionales, derivados del descenso de los niveles hormonales, y de ideas erróneas en torno a la juventud y la belleza. Es importante mantener una actitud positiva valorando las cosas buenas que trae esta nueva etapa; por algo dicen que la vida empieza a los 40, y es que hoy más que nunca las mujeres entre los 40 y los 60 años están en el mejor momento de su vida, siendo jóvenes y atractivas, pero más libres en su pensar y actuar. Las relaciones sexuales pueden hacerse más placenteras y atrevidas, dado que no están tan preocupadas en cómo se ven o por su desempeño.

Durante toda la vida, a partir de que inicia la actividad sexual, es necesario acudir regularmente a chequeos con el ginecólogo. Durante la perimenopausia y el climaterio es muy importante hacerse chequeos ginecológicos una vez al año. De esa manera junto con tu médico podrás conocer los pros y contras del tratamiento de sustitución hormonal y otros, para paliar los síntomas de la menopausia. Además, a partir de los 40 años es necesario hacerse una mastografía anual o cada 2 años (En México se recomienda cada 2 años en mujeres asintomáticas) para descartar problemas en los senos. El especialista también podrá solicitar un estudio de la tiroides o una densitometría que le permitirá descartar pérdida de masa ósea.