Alimentación de la mujer
con incontinencia urinaria

Alimentación

La incontinencia urinaria no es una enfermedad, es un síntoma que se manifiesta en la pérdida involuntaria de orina y tres de cada cuatro personas que la padecen son mujeres.

Constantemente la vejiga se llena con orina proveniente de los riñones. Cuando hay alrededor de 200 mililitros almacenados se sienten ganas de orinar, y normalmente la vejiga se puede seguir llenando hasta alcanzar una capacidad de entre 350 y 500 mililitros de orina, cuando ya es urgente ir al baño. Idealmente, los músculos que controlan la vejiga y la uretra trabajan coordinadamente y permiten la salida de la orina a voluntad

Existen varios factores de riesgo y tipos de incontinencia urinaria, pero sea cual sea el caso de cada persona, algunas condiciones como la obesidad, la diabetes, la menopausia o el parto pueden empeorarla. La alimentación y otros hábitos de vida también son factores que inciden y por lo cual, aquellas personas que viven con incontinencia urinaria deben tomar en cuenta estas recomendaciones:

  • Alimentación saludable: Particularmente si se tiene obesidad, es mejor comer alimentos frescos, preparados en casa, que no sean excesivamente grasosos, ni salados. Los alimentos procesados suelen tener conservadores y demasiada sal, grasa o azúcar.
  • Agua: Tomar la cantidad adecuada de agua simple, alrededor de 2 litros diarios, pero evitando hacerlo 4 horas antes de acostarse.
  • limentos ricos en vitaminas A, C y E, como chícharos, aguacate, rábanos y arándanos, por su aporte nutritivo favorecen el correcto funcionamiento del tracto urinario.
  • Fibra: El estreñimiento debilita los músculos del suelo pélvico, lo que empeora la incontinencia urinaria, por lo que es necesario que incluir suficiente fibra en todas las comidas.
  • Cafeína: Evitar tomar café, té negro, refrescos de cola ya que la cafeína que contienen estas y otras bebidas irrita las vías urinarias y estimula la vejiga.
  • Bebidas alcohólicas: Tampoco son recomendables las bebidas que contienen alcohol, dado que además de irritar la vejiga, actúan como diurético, aumentando la producción de orina.
  • Alimentos irritantes: Las salsas picosas, los chiles, el tomate, los cítricos y los alimentos demasiado condimentados tienden a irritar el tracto urinario y causan más necesidad de orinar. Esto también sucede con los endulzantes artificiales por lo que es mejor limitarlos. 
  • Vegetales como zanahorias, apio, lechuga, espárragos y pepino al igual que frutas como piña o sandía tienden a estimular la función renal por lo que es mejor no excederse en su consumo.
  • El chocolate, los azúcares y los refrescos también se deben consumir moderadamente.

Además de una alimentación adecuada, algunas medidas que pueden ayudar a las personas con incontinencia urinaria son:

  1. Realizar los ejercicios de Kegel cotidianamente.
  2. No hacer presión al orinar.
  3. No fumar.
  4. Acudir al baño en cuanto se sienta la necesidad.
  5. Acudir al baño con frecuencia, no aguantarse.
  6. Limitar los deportes de impacto.
  7. Apoyarse en productos de higiene femenina para incontinencia urinaria.